Páginas vistas en total

miércoles, 8 de octubre de 2014

De hierro y miel (6/10/2014)‏

¿Por qué un Muro de Berlín entre mis manos y tu falda?
¿Por qué negarme a ser esclavo de tus uñas en mi espalda?

Ella parte las botellas de vino en mi cabeza
y siempre juega con su sombra cuando besa.
Para ella soy la mesa
cuando apoya su cerveza,
cuando se sienta a comer,
Y adoro cuando, con delicadeza,
me da en la boca una fresa
y me dice con placer: "no te puedes esconder".

Ella esparce las colillas por el piso
cuando pongo en sus costillas el aviso.
Ella sabe, por la forma en que me aferro
a su perfumada clavícula de hierro,
que no ansío más que el encierro
que esconde su paraíso.

Ella sabe, porque los ojos no callan,
que enfermaré de muerte cuando se vaya.

Y como tarde o temprano estaré moribundo,
no pienso en eso, y en su ombligo me hundo.
Y el naufragio es tan dulce
como una espada de miel.
Que me atraviesa la piel,
que me arrebata la hiel.
Procura no gritar mi nombre,
si piensas volver a él.

+;9+*;6214*+ß49+14+)§1?;29§);2(§(26+1(2*2038+13;+8?;421+1§*+3§928(28+*§1(2*4:4(+


José Tedesco

Bestias (22/9/2014)‏

Si me muerdes y te quedas,
como hábil sanguijuela,
y me paseas,
por ese mundo,
con esa mano,
con esa boca
que lanza fuego,
con esas chispas
que no me espero,
con la certeza
de que te quiero,
aquí bien cerca...

Si ríes mucho,
y luego lloras,
te vaciaré
de mi cantimplora
mientras te escucho,
te llamaré
para que me guíes
mientras yo lucho...

Te baño en vino
porque tú quieres,
si así es que miras
constantemente,
quita el aroma
de las mujeres
para habitarte,
y haz de tu arte
gran estandarte
para luchar
por lo que tú quieres.

Hazme tu bestia
con tus manos delicadas
y sé mi bestia,
sedienta y desenfrenada.

Hagamos pan
de lo primitivo,
tócame el piano
entre los gemidos,
usa tus dientes
en cada latido.

Pues somos bestias, y cayó la noche... y hoy nadie vendrá a recogerla.

"-Yo también sé francés, verás: Donc, yo soy... la bête. ¿Et tu?
¡Dios mío! Se dice: et toi... Pero bajo su boca, respondo desfallecida:
-¡La bête, aussi...!" Horacio Quiroga - La Bella y la Bestia.


José Tedesco